fbpx

Cuidados de la chinchilla

Las chinchillas son roedores histricomorfos que comparten con las cobayas bastantes características anatomo-fisiológicas y clínicas. El macho tiene un peso aproximado de 400-500 gramos mientras que la hembra pesa de 450 a 800 gramos. Tienen una esperanza de vida mayor de 10 años (hasta 20 años en algunos casos).

Cabe destacar su inteligencia, agilidad y hábitos limpios. Son hábiles manipulando objetos con las manos y disfrutan haciendo cabriolas sorprendentes. Observarlas sueltas por la calle puede ser francamente divertido.

ALOJAMIENTO

Al tratarse de animales bastante activos, necesitan más espacio que otros pequeños mamíferos. Deben tener una jaula de 1m2, como mínimo, con distintos niveles para que pueda trepar y saltar.

Debe ser una jaula metálica, ya que roen el plástico y la madera con facilidad, y con suelo sólido o con agujeros menores de 1,5 cm. Podemos adicionar cajas-nido, tuberías, ruedas grandes de ejercicio, bloques minerales o maderas no tóxicas para que puedan roer.

Mantendremos la jaula en un lugar fresco y seco (10-20ºC) y evitaremos el sol directo o los radiadores. Debemos proporcionarle, durante 15-20 minutos al día, arena o polvo fino especial para que se revuelquen y mantengan el pelo sano.

ALIMENTACIÓN

Precisa una dieta alta en fibra y pobre en energía, compuesta por heno de gramíneas o alfalfa ad libitum, pienso granulado sin semillas ni cereales añadidos de calidad (una cucharada sopera al día).
Para complementar esta dieta podemos administrarle una o dos pasas al día. También pequeñas cantidades de pipas, verduras, zanahoria y fruta, sin superar, en total, el volumen de una cucharilla de postre al día.
Una incorrecta alimentación puede dar lugar a un sobrecrecimiento de los dientes incisivos, premolares o molares, con los consecuentes problemas gastrointestinales y dolor que ello conlleva.

ANIMAX CV dispone de una selección de henos y piensos de máxima calidad especiales para tu mascota.

CUIDADOS PREVENTIVOS

Las chinchillas no requieren vacunas para prevenir enfermedades. Sí es preciso controlar los parásitos internos mediante análisis coprológicos (examen de heces) y realizar exploraciones periódicas.

¿Necesitas que te asesoremos sobre este tema?

Puedes hacernos llegar tus dudas, comentarios o contactar con nosotros, sin compromiso mediante este formulario.

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart