¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

Golpe de calor

 

   El golpe de calor en los perros se asocia a un exceso de ejercicio, a la exposición a temperaturas ambientales elevadas, al estrés y a otros factores que inhabilitan la capacidad de disipar el calor. Afecta más frecuentemente a razas braquicéfalas, perros obesos, geriátrico y perros con problemas cardiovasculares.

 

 

   Es una urgencia veterinaria, siendo un problema grave que puede desembocar en la muerte del animal por un fallo multiorgánico. Aparece normalmente en verano cuando las temperaturas son elevadas, siendo uno de los casos más conocidos el de perros encerrados en el interior del coche.

 

 

    Algunos de los síntomas que nos pueden ayudar a la hora de reconocer si nuestra mascota está sufriendo un golpe de calor son: elevación de la temperatura, mucosas congestionadas (rojas u oscuras), taquicardia y jadeo, colapso, ataxia, hipersalivación, convulsiones, diarrea sanguinolenta, debilidad, vómitos.

 Para más información no dude en preguntar a nuestro equipo veterinario.