¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

Leucemia Felina (FeLV)

   La leucemia felina es una enfermedad grave, originada por un retrovirus denominado Virus de la Leucemia Felina (FeLV). Constituye, hoy en día, una de las causas de mortalidad más extendidas en el mundo felino.

   La vía de contagio más habitual es el contacto de nuestra mascota con saliva y secreciones nasales de gatos infectados. El lamido, las mordeduras, y los comederos y bebederos comunes, son fuentes de contagio frecuentes. Las hembras pueden infectar a sus gatitos antes de nacer así como en el transcurso de la lactancia.

   Los síntomas que podemos observar son muchos y muy variados. Entre los más habituales podremos apreciar una notable pérdida de apetito, adelgazamiento, problemas dentales o en encías, así como alteraciones respiratorias u oculares.

   El cumplimiento de un adecuado plan de vacunación es la mejor medida para la prevención tanto de esta enfermedad como de muchas otras de los felinos, ya que los tratamientos existentes una vez que el gato está enfermo, no son lo suficientemente efectivos como para poder salvarle la vida a nuestro felino.

   Actualmente para su prevención disponemos de una vacuna efectiva.

   Es muy importante que antes de llevar a cabo la vacunación de nuestro gato, el profesional veterinario nos garantice que éste está libre del virus responsable de la enfermedad.