¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

Artrosis Canina

 

¿QUE ÉS?

   Se trata de una enfermedad progresiva, crónica y dolorosa. Puede aparecer por múltiples causas, a consecuencia de traumatismos, infecciones, enfermedades del sistema inmune o enfermedades del desarrollo. Entre estas causas podemos destacar la evolución de una displasia no tratada a tiempo.

  

Afecta con mayor frecuencia a los animales mayores, pero también puede aparecer en individuos más jóvenes.

La artrosis no tiene cura, pero un adecuado tratamiento permite que el perro lleve una vida normal, la clave está en controlar el dolor.

El dolor que produce esta enfermedad no tratada hace que el animal no pueda moverse con normalidad, y la falta de actividad favorece que la enfermedad progrese más rápidamente.

SÍNTOMAS

   Nuestra mascota puede manifestar el dolor articular que esta enfermedad le provoca, de diversas formas:

  • Observaremos que nuestro perro cojea o camina con dificultad.
  • No puede levantarse con normalidad.
  • Se muestra menos activo, incluso deja de jugar.
  • Se lame continuamente la articulación que le duele.

¿QUÉ PODEMOS HACER?

 

1. El punto clave del tratamiento es el control de dolor.

 2. Otra cuestión importante es que mantengamos a nuestro perro en su peso ideal. Un perro con esta enfermedad lo pasará mucho peor, ya que sus articulaciones debido al peso sufrirán más.

 3. Existen dietas y alimentos complementarios que ayudan a reparar las articulaciones dañadas, y a evitar un deterioro mayor, los denominados ''condroprotectores'' (protectores del cartílago). Su veterinario le informará cómo y cuándo debemos usarlos.

 4. Un ejercicio controlado es muy importante para que la enfermedad no progrese